Una Invitación a la reflexión, por un Puerto Rico mejor.

En estos días en que la población se ha desbordado con ansiedad en las redes sociales, me gustaría invitarle a una reflexión un algo atrevida. Quiero con esto aclarar que no estoy en contra de la oración a la cual sosegadamente invitan miles de compatriotas a través de las redes sociales, ya que llevamos unos cuantos días a la expectativa de un evento natural catastrófico, pues ha estado temblando en la parte sur de la isla mucho más de lo normal.  Se que esto causa ansiedad en muchas personas, pues el índice de personas afectadas emocionalmente en el país es en una proporción de 3 a 1, o sea que de cada tres personas hay una afectada emocionalmente. Triste realidad, donde hay una sociedad que es manejada por la opinión publicada proveniente de muchas fuentes, como lo son el gobierno, la religión, los medios de comunicación y las redes sociales. Fuentes que son manejadas con distintos intereses, pues cada cual hala la sardina para su sartén y en muchas ocasiones con pocos escrúpulos.

Qué podemos hacer ante tantos frentes que dicen tener la verdad sobre cada uno de los problemas que nos atañen a nosotros los puertorriqueños, pues creo que ante todo este país tiene un trasfondo religioso fuerte e influyente y eso es bueno desde el lado espiritual y no sectario, el invocar a la Fuente Creadora desde diferentes ángulos, pues hace que en esta isla ocurran eventos que les podríamos decir milagrosos, personalmente entiendo estos eventos como la convergencia de energía positiva sobre un solo punto y con la misma intención. Pocas veces han ocurrido ya que en nuestra isla es difícil aglutinar diversidad de pensamientos para resolver algún problema serio con una misma intensión, sino pregúntenle los que quieren ver a esta isla libre y soberana, todos tienen una fórmula especial. Sin dejar de mencionar a los estadistas que cada cual quiere ser estado de manera personalizada, otra misión imposible.

Como dije al principio, no estoy en contra de la oración, creo que es parte de nuestro diario vivir y hasta el más incrédulo en su momento crítico eleva una oración a lo que él o ella puedan creer, ya sea a un ente externo o hacia ellos mismos. Lo importante es que todos creemos en algo o alguien, pues los que no creen en un dios, creen en ellos mismos y eso es tener fe, que es la capacidad de manifestar los pensamientos de tal forma que se materialicen según la intención de nuestra oración. Por favor, no me disparen desde la vaqueta, esto que digo es lo mismo que dice Hebreos 11.1 en la biblia cristiana. Pero qué autoridad tengo para decir eso, bueno no es que sea arrogante, pero voy a hacerlo en este momento para satisfacer la curiosidad de algunos. En el 1976 viaje a Venezuela con la anuencia y soporte de una denominación religiosa a la que pertenecí en el pasado, allí tuve la oportunidad de estudiar teología y psicología con un enfoque bíblico y pastoral. No puedo decir que todo lo que he vivido ha sido en vano, pues este evento en particular me ha servido mucho para comprender y entender mi origen divino y propósito de vida la cual todos tenemos que entender y comprender sino queremos peregrinar en vano en esta existencia. Que todos procedemos de una misma Fuente de sabiduría y poder únicos que nos da la capacidad de poseer y compartir para nuestro propio bien común.

Por eso hago este llamado a la reflexión, por un Puerto Rico mejor, haciendo una proposición atrevida y singular, en vez de pedir oración para que no tiemble la tierra, lo cual no digo que sea incorrecto, sería mejor si hacemos un llamado a la oración para que nuestros políticos y demás servidores públicos no sean susceptibles a la corrupción, sería mejor si hacemos un llamado a la oración para que la mente del puertorriqueño sea más analítica y menos emotiva a la hora de ir a las urnas, sería mejor si hacemos un llamado a la oración para que seamos un pueblo más dado al bien común y las buenas relaciones, puedo seguir añadiendo muchos más por qué, pero lo dejo a al buen juicio de cada uno

Como dije al principio, no es que esté en contra de la oración, lo que propongo es que seamos sensibles a la realidad en que estamos viviendo, que seamos pro activos en unirnos en un mismo propósito desde nuestras propias trincheras mentales para acabar al enemigo común, el conformismo social que estamos viviendo que nos lleva en un derrotero moral. Si queremos un mejor Puerto Rico tenemos que unirnos en propósito y acción para el bien común de todos los puertorriqueños.  

Published by wilfredo465

Soy un ciudadano puertorriqueño que ha visto la necesidad de educar al pueblo y re programar su mente colonial , la cual ha venido formándose durante mas de 500 años por dos imperios colonizadores, España y Estados Unidos, este ultimo por mas de 120 años, donde actualmente ha expresado su coloniaje nombrando una Junta de Control Fiscal que inutiliza al gobierno insular que se había creado con la seudo constitución llamada Estado Libre Asociado, mintiéndole al mundo de que la isla, su territorio, tenia un gobierno propio. Pero la realidad se ha destapado y vivimos en una vil colonia de los Estados Unidos. Este blog se utilizara para combatir la colonia y señalar el camino a los puertorriqueños hacia el único instrumento de descolonizacion, una Asamblea Constituyente de Pueblo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: